Oporto, una portuguesa juvenil, romántica y encantadora

Por Luis Giannini

Todo es novedoso, todas son ganas y entusiasmo cuando se viaja por placer, por diversión o aventura. Los viajeros suelen aprovechar el envión para sumar destinos cercanos y desconocidos cuando transitan. Así sucedió en Oporto, una ciudad pequeña, colorida y romántica, la segunda más importante de Portugal, y que tiene una población similar a la barcelonesa Hospitalet de Llobregat o a la madrileña Móstoles. Situada al norte, a unos 140 km de la frontera española, en esta anhelada escapada europea, fue evidente la competencia y rivalidad con la capital Lisboa, incluso hay un refrán: “Lisboa se divierte, Coimbra canta, Braga reza y Oporto trabaja”.

Luces de Oporto.

De movida la recomendación recae en un free tour para conocer la ciudad, comer algún plato típico como las francesinhas, y dedicar el resto del día (en agosto sí que fueron largas las jornadas) a pasear por la rua Santa Catarina, la Avenida de los Aliados o la estación de San Bento. Apurando rápido el tranco, se llega a Vila Nova de Gaia -cruzando el puente de Luis I- a visitar alguna de las bodegas de vino de Oporto. Son sólo un par de horas y la vista desde el otro lado del río es bellísima.

Un tranvía llamado deseo

En Oporto, los tranvías –elétricos do Porto– se han convertido en una atracción turística más que en un medio de transporte en sí mismo y de utilidad.  Diferente de lo que pasa en Lisboa, donde aún es empleado a diario por los habitantes de la ciudad. En Oporto, el tranvía es un medio de locomoción  histórico. Dar un paseo en los tranvías locales es una buena forma de ver los lugares emblemáticos de la ciudad trepados a la diversión y acompañados por el sonido del característico traqueteo. Hace unas décadas eran cientos los tranvías que circulaban a diario por Oporto, por sus desniveles y su trazado laberíntico, desde su puesta en funcionamiento en 1872.

Elètrico do Porto.

Con el tiempo, la mayoría de estas líneas quedaron en desuso debido al empuje de los autobuses y el metro. En la actualidad, la Línea 1 (Linha da Marginal) hace el trayecto entre el centro y el Jardim do Passeio Alegre, un viaje recomendable por lo pintoresco. La Línea 18 (Linha da Restauração) llega hasta las playas de Foz de Douro, por lo que resulta interesante como alternativa al bus. El tranvía Nº 22 es muy turístico  y realiza el recorrido por los lugares más famosos de la ciudad, entre los barrios de Carmo y Batalha. El Museo do Carro Eléctrico de Oporto recorre la historia y el desarrollo del tranvía desde sus orígenes y custodia vagones de tranvía de diferentes épocas. El elétrico do Porto, entretenida forma de ver los cielos abiertos.

Zumos exquisitos

Con olores y sabores de Ultramar, Oporto es tremendamente oceánica. De aspecto informal, los rellanos escarpados del Douro donde crecen las viñas, donde desemboca el río y donde también desaguan los vinos de Douro (de mesa) y de Oporto (vino generoso) que se producen en sus laderas, varias son las maneras para conocer este paisaje cultural, catalogado como Patrimonio Mundial: en automóvil, en tren, hasta en un crucero o, más incluso, ¡en helicóptero! Todas muy buenas y diferentes opciones.

Escaleras al cielo.

En un recorrido por los miradores que ofrecen las mejores postales, se debe cruzar el río de norte a sur y viceversa. Pero por el camino se admiran deslumbrantes paisajes ribereños, viñas, pueblos y aldeas hasta llegar a Miranda do Douro, donde el río ya entró en Portugal. No está de más reiterar este nombre propio, Vila Noba de Gaia, pues allí aguardan las bodegas en las que envejece el vino de Oporto, para degustar su inigualable y sabroso néctar. Aún se pueden ver allí los antiguos barcos rabelo, los únicos que transportaban el vino de las fincas productoras hasta la desembocadura antes de la construcción de los diferentes embalses que hicieron navegable el río. Porto, Oporto, Portus Cale, una ciudad inclasificable. Bella, hermosa, de pronto decae y se añeja en su refinamiento para resurgir cosmopolita. Una urbe de contrastes donde las viviendas casi medievales que observan el río conviven con la opulencia elitista de la Avenida dos Aliados y la Praça da Liberdade. Bancos, palacios barrocos y entidades financieras se asoman, -como el edificio neoclásico de la Bolsa- y gestionan las riquezas producidas por su robusta y pujante industria.

Mosaiquismo luso, patrimonio universal.

Un paseo en barco ofrece recorrer los 6 puentes para luego disfrutar de la muy exquisita cocina portuguesa, creativa y galardonada. Si la predisposición indica permanecer en Oporto, algunas excursiones a lugares cercanos y con mucho encanto como Guimarães y Braga o Aveiro y Costa Nova. Algunos tips, que nunca están de más: Muchas veces es complicado tarjetear en algunos restaurantes, por ejemplo, por lo que siempre resulta apropiado tener a mano dinerinho en efectivo. Y los platos que ponen sobre la mesa antes de comenzar la comida, quesitos, aceitunas, manteca o paté no son una cortesía y se pagan. ¿¡No pagarlos!? No tocarlos. Están acostumbrados a tratar con españoles así que no es necesario falar portugués. Oporto tiene muchas cuestas y calles adoquinadas por lo que hay que pensar en el calzado adecuado, más aún dado que la mayor parte de las atracciones turísticas se pueden visitar yendo a pie.

En la cima del sol y de las aguas.

Los hoteles Da Bolsa y Porto de Río tienen buena ubicación y son recomendables. Y recordar siempre que la vida es un viaje, quien viaja entonces vive dos veces. Oporto, un mercader cubierto de oro aguarda para llevarlos de paseo por la Ribeira extravagante, medieval y adoquinada. 

*La gestora cultural y productora de espectáculos Eliana Verduro, una argentina de Córdoba, a la que le apasiona viajar, colaboró para la realización de esta nota con fotografías de Oporto, desde Portugal. Instagram: @elymarverd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s