Contrastes Brasileños: De San Pablo a Santos y Guarujá

Playa de Asturias y Pitangueiras aérea - Guarujá

Playa de Asturias y Pitangueiras aérea – Guarujá

Brasil es sobre todo un país excitante, donde la pasión tiene reservado un amplio espacio, casi tan grande como su extensión territorial. A casi tres horas de vuelo desde Buenos Aires se encuentra la ciudad brasileña de San Pablo y muy cerca de ella, el importante puerto de Santos y las playas de Guarujá. Una  interesante y llena de contrastes opción turística: la metrópoli paulista, el santuario santista del futebol, con su largo jardín costero, y el balneario guarujaense.

San Pablo
Una pareja cena en el restaurante multipremiado Arola-Vintetres del piso 23ª del hotel Tivoli Sao Paulo-Mofarref. Situado en el corazón cosmopolita, en el barrio Jardins, en la calle Santos, a pasos del Parque Trianon y a una cuadra de la conocida y tradicional Avenida Paulista, es un lugar que conjuga vanguardia con calidad e integra la cadena Tivoli Hotels y Resorts que pertenece a un grupo hotelero portugués. Más de doscientas suites collection y desde todas ellas la contemplación de la ciudad.La bellísima bahiana brasileña y su acompañante charlan sobre la visita de la tarde al Museo de la Lengua Portuguesa mientras eligen del cardapio (menú) tapas gourmet, patatas bravas –una exquisitez por la cual el chef español Sergi Arola, recibió el premio Michelin. El mozo descorcha un cabernet sauvignon. A sus espaldas, a través del gran ventanal, la vista de los morros iluminados es magnífica. En la terraza de un edificio cercano, una torre brilla furiosa de celos.

San Pablo es inmensa. Fue fundada por los jesuitas a mediados del siglo XVI y detrás del DF mexicano es la ciudad más grande del Hemisferio Occidental. Impresiona. Trescientas salas de cine. Más de cien teatros, entre ellos el Municipal y San Pedro. Operas, conciertos. Setenta museos. Casi 13 mil restaurantes, decenas de centros comerciales. La terminal ferroviaria Estación de la Luz en el Centro Histórico. El Parque Ibirapuera, un gran pulmón verde que ocupa grandes áreas entre vegetación y lagos artificiales. Allí están el Museo de Arte Moderno, el Pabellón Bienal de San Pablo, el Planetario y el Pabellón Japonés con un vivero de plantas. Sorprende el “Marquise do Ibirapuera”, un camino bajo techo que une los edificios de los museos.

Parque Ibirapuera San Pablo Sa Pablo

Museo del Fútbol
En la plaza Charles Miller, s/nº del barrio de Pacaembú se localiza el Estadio Municipal Paulo Machado de Carvalho. Allí se levantó el Museo do Futebol, un museo temático, claro, dedicado al fútbol. Se inauguró el 29 de septiembre de 2008 y posee una superficie de 6,9 mil metros cuadrados. Es la sede del club Corinthians y allí se puede jugar con pelotas interactivas, lanzar penales virtuales, escuchar los cánticos de los fanáticos y mirar entrevistas con grandes jugadores. Una de las salas rememora el Maracanazo, la recordada final del Mundial de 1950 donde los charrúas uruguayos se alzaron con la Copa. Hay videos con los partidos y los goles de todos los mundiales. Un grupo numeroso rodea una especie de flor interactiva donde se aprecian las hazañas de Maradona y los penales atajados por Goycochea en el Mundial de Italia. El nuevo museo, además, fue pensando para las personas con deficiencias físicas y visuales. El dinámico entretenimiento sí que distrae. El homenaje futbolero y la inmensidad de la mayor ciudad brasileña no se hallan lejos de sierras y playas adonde ir de excursión. Hacia el norte San Joaquín, el poblado de Pedrera, con locales de artículos de loza predominantemente, y la Serra Negra, son sitios para conocer. Hacia el Atlántico, Santos y un poco más allá, cruzando rápidamente en ferry, la playa de Guarujá.

Santos
SantosA poco más de 70 kilómetros de la capital paulista se halla la ciudad de Santos, el mayor puerto brasileño y el principal de Latinoamérica. Con 400.000 habitantes se extiende sobre la isla de San Vicente. Los santistas comparten el territorio insular con ese municipio homónimo. Por las noches, desde el larguísimo jardín ribereño es maravilloso ver las luces de los cientos de barcos que aguardan su turno para entrar a la dársena. Desde aquí, una de las principales commodities brasileñas, el café, sale hacia las tazas de todo el mundo. El Libro Guinness de los Récords reconoce a esta alfombra verde frente a la playa -5,5 kilómetros- como la de mayor extensión mundial. La altura del cerro Serrat permite una vista óptima de los canteros de lirios blancos y amarillos, crisantemos y variedad de otras flores que lo adornan. Al recorrer la ciudad se pueden ver numerosos canales construidos para hacer frente a las inundaciones y es por demás llamativo observar en la costanera unos cuantos edificios de departamentos levemente inclinados por la erosión de sus cimientos. Aunque parezca mentira, esto no acarrea peligro alguno, sí curiosidad ya que es notorio su vahído. Se pueden realizar aquí paseos en tranvía y visitar el Museo del Café, un edificio centenario donde operó la primera Bolsa del Café de Brasil. Aún permanecen intactas allí las huellas que dejó el desarrollo de la industria cafetera. En los grandes paneles fotográficos del museo se pueden contemplar escenas de la época.

Vamos a la playa
Santos 2Una inusitada cantidad de flamencos y gaviotas aguardan su ración subidos hasta en los árboles y techos de los puestos de venta de pescado en la rambla desde donde parten los ferrys que unen Santos con las hermosas playas de Guarujá. Apenas unos pocos minutos son necesarios para atravesar el Canal do Porto, un cruce divertido. Ubicados ya en la isla, el recorrido del camino costero que une las playas Do Tombo, Astúrias, Pitangueiras y Enseada está muy bueno. A pie demanda un horita más o menos. Una península tapa la Bahía de las Tortugas donde se continúa el paseo en las playas Pernambuco y Do Perequé. Un macanudo guía local, que ya es casi amigo, Julio Souza, relata que en Perequé los traficantes lanzaban al agua a los esclavos que llegaban en malas condiciones. El que alcanzaba la playa era liberado. Ante la pregunta de cuántos lo lograron, sonríe e inclina un poco la cabeza. A pocas cuadras de la avenida costera Miguel Stefano, hacia el continente, está el Club de Golf Guarujá. Sus nueve hoyos son considerados una prueba difícil y hace falta mucha pericia. Y experiencia, por supuesto. Vale conocerlo en un país donde no es muy común este deporte.

La tarde calurosa necesita de un jugo de frutas pero tienta la caipirinha. En un parador del Morro de la Campina preparan una que está buenísima. Disfrutamos del aguardiente con azúcar y jugo de limón mientras le damos una lectura al diario oficial de la intendencia guarujaense. Una extensa nota habla del sistema de monitoreo que tiene la ciudad. Parece que los turistas aquí están bien cuidados.

Antes de ir a cenar al Barrio da Rosa, una zona de boliches donde también se puede karaoquear y bailar tudo legal, un  poco de shopping en una visita al centro (hay que comprarles algo a los chicos) y nos detenemos en el Pabellón de Maria Fumaca, antigua locomotora de inicios del siglo XX, que unía este municipio con el de Vicente de Carvalho. La madrugada nos envía a descansar. Así que es rápida la entrada al Hotel Casa Grande de estilo cuasi colonial frente a la playa Ensenada. San Pablo, Santos, Guarujá, una tríade muy interesante.

BANER Datos utiles
 COMO LLEGAR. Aerolíneas Argentinas, vuela a San Pablo, sin escalas, en promoción i/v por $ 3.645.
DONDE ALOJARSE. En San Pablo – Hotel Tivoli San Pablo-Mofarrej
Alameda Santos, 1437 – Cerqueira César Tel: +(55) 11 3146 5900 – Fax: +(55) 11 3146 5901-  Email: experienceteam.htsp@tivolihotels.com
En Santos. Hotel Parque Balneario – Avenida Ana Costa, 555-Gonzaga – Tel:+55 13 3285-6900 – Prom.: $ 879 standard
En Guarujá. Hotel Casa Grande – Av Miguel Stéfano 1001 Enseada
Tel.: (55 13) 3389.4000. (55 13) 3389.4023 hotel@casagrandehotel.com.br.
EXCURSIONES y PASEOS. City Tour Histórico. Recorrido de seis horas que incluye un almuerzo en el Mercado Municipal y visita la Catedral Metropolitana, la Estación Sorocabana, la Pinacoteca y el Patio do Colegio, hito histórico de la fundación de la ciudad. Half Day. Cuatro horas. Recorre el barrio Oriental, la Catedral Metropolitana, la universidad Mackenzie, el barrio Higienópolis y el estadio Pacaembu. Full Day. Ocho horas. Visita el centro histórico de la ciudad, la Catedral Metropolitana, Monumento  de  Fundación de San Pablo, Barrio Libertade. El centro comercial com recorrido por el Teatro Municipal, la Plaza de la República y el Mercado Municipal. Luego se pasa por la Universidad Mackenzie,  Higienópolis, el estadio  Pacaembu, la famosa Avenida Paulista, el Parque  Ibirapuera, Obelisco, Bienal  de  São  Paulo, Museu  de  Arte  Moderna,  Cidade  Universitária, el barrio y el estadio de Morumbi. Los barrios Jardins e Itaim. Santos y Guarujá. Recorrido por las playas de ocho horas de duración, con el almuerzo incluido. La excursión es full day por lo que se realiza los jueves y domingos. La hora de partida es a las 9.
TRANSPORTE. El Metro de San Pablo es muy extenso y tiene innumerables combinaciones. Su muy buen servicio permite además usar el boleto en las transferencias en las diferentes estaciones.
DONDE COMER. Bar Brahma – Av. São João, 677 (esq. Ipiranga) Centro
Tadashii (restaurante japonés) R. Jamanari 40 – Barrio Jardim
INFORMACION
 http://www.brasil.org.ar/comite-visite-brasil
http://www.braziltour.com/argentin
http://www.visitesaopaulo.com
http://www.ciudaddesaopaulo.com

Producción: Época de Viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s