De Túnez a Barcelona, en el mar rodeado de puertos (Parte II)

El Preziosa en TúnezUn aspecto destacado de este itinerario del MSC Preziosa fue la escala en La Goulette, en Túnez. La visita allí a su museo más famoso, el Museo Nacional del Bardo, permitió reconocer la mayor colección del mundo de mosaicos romanos. Cortados en grandes trozos fueron traídos hasta aquí desde todo el norte de África. La mayoría data de los siglos I a IV dC. Curiosamente, los mosaicos del siglo IV no son muy cualificados. Sucede que los conquistadores romanos cristianos de la época obligaron a los artesanos a omitir dioses paganos y la simbología de su trabajo, por lo que estos optaron por contrarrestar la censura expresando su arte intencionalmente en mosaicos con figuras de tamaño inadecuado, lo que hace aparecer las obras como confeccionadas por un principiante. Hasta ojos inexpertos como los nuestros notan que los mosaicos del siglo IV no son tan intrincados ni hermosos como los de períodos anteriores. Los romanos habían ocupado durante esa época gran parte del norte africano con la antigua Cartago como una de las ciudades más importantes.La hospitalidad africana y árabe en la exótica Túnez, en la costa del norte de África con su principal vía pública que es la elegante avenida, alineada por los árboles, HabibBourguiba que llega hasta la entrada principal de la Medina. Sus estrechas calles hospedan numerosas tiendas donde, con mucha perseverancia, los comerciantes intentan que los turistas entren a comprar. Sobresalen claramente las mezquitas y los mausoleos. En los suburbios tunecinos merecen la pena ser visitados, como señalamos, el Museo Bardo, el sitio arqueológico de Cartago y el pintoresco pueblito de Sidi Bou Said además de las playas de arena blanca en Gammarth. Luego de saborear un exquisito té fue como si experimentáramos en un gran “shkus” o verdadero zoco (área comercial cerrada con cientos de tiendas). Sucede que este es un paraíso para los amantes de las compras, donde se puede encontrar la más rica y variada artesanía, así como fragantes y excelentes productos naturales. En el piso superior de una tienda repleta de alfombras se podía ver la superficie de toda la ciudad desde la azotea.

Las alfombras tunecinas son lo más distintivo del país. De excelente calidad, con múltiples y vistosos diseños, las confeccionan con variados tejidos como el kilim y el mergúm. La Kairuán es la alfombra de nudos, la más representativa del país. Hay alfombras que pueden llegar a tener hasta 250.000 nudos por metro cuadrado. Desde allí a  unos kilómetros, Sidi Bou Said es un pueblito de casas blancas y persianas azules. Con cierto parecido a las aldeas griegas, arriban a él diariamente muchos autobuses llenos de turistas prestos al regateo habitual en sus numerosas tiendas. Disfrutamos un delicioso té de menta, antes de rumbear hacia las ruinas cartaginesas y los restos de un enorme sistema de acueductos romano. También visitamos un cementerio norteamericano de la Segunda Guerra Mundial. Muchos soldados murieron en el norte de África durante la guerra y fueron enterrados en este predio. Antes de darnos cuenta, estábamos en el muelle accediendo a la pasarela del crucero. Esa noche teníamos reservas para cenar en Eataly, restaurante especializado en comida italiana en la cubierta 7 Rubino. Los platos están elaborados con materias primas seleccionadas que destacan la elección de comidas y bebidas de calidad.

Emotiva despedida

Barcelona Gaudí     Barcelona

El último desembarco es en la atractiva Barcelona, la segunda ciudad más poblada de España. Con escaso tiempo recorrimos El Borne (barrio antiguo) y la calle Montcada. En esa arteria se respira el espíritu medieval de sus palacios y se encuentra el Museo Picasso. El Barrio Gótico y las calles Portaferrisa, del Pi y Petritxol. El Passeig de Gràcia, una calle que vale la pena descubrir desde el punto de vista arquitectónico. A aproximadamente una hora en auto desde el puerto está Monserrat, monasterio benedictino en la cumbre de una montaña, el sitio más alto de la llanura catalana. Y el mundo Gaudí, la obra del máximo representante del modernismo catalán.

Recogido el equipaje, la mirada definitiva no es superficial ni ligera. Denota fuerte emoción en quienes se despiden del mediterráneo tour europeo a bordo del MSC Preziosa. En un crucero suele suceder que repentinamente nos topemos con oportunidades de acceso a momentos muy divertidos, alegres y placenteros. Sólo necesitan que se les conceda el tiempo necesario para gozarlos.

BANER Datos utiles

COMO LLEGAR. Alitalia vuela a Génova. Pasaje ida y vuelta vía Roma, US$ 1.604 en Economy Basic y US$ 5.845 en Business Basic (www.alitalia.com).
El viaje de 7 noches por el Mediterráneo en crucero MSC Preziosa, salida desde Génova y escalas en Nápoles, Messina, La Goulette (Túnez), Barcelona, Marsella, y regreso a Génova, cuesta US$ 647 por persona en cabina interna. Incluye tasas portuarias e impuestos. Salida desde Nápoles  US$ 549, cabina interna. Desde Barcelona, US$ 791, cabina con vista al mar. Desde Génova, US$ 633, cabina interna. Desde MarsellaUS$ 959, cab. interna. Las tarifas corresponden a la parte marítima únicamente. No incluyen el 20% (resolución 3450/2013 de la AFIP).
Consultar por itinerarios y tarifas del MSC Poesia en Sudamérica temporada 2015/16. Los precios son indicativos y las promociones rigen hasta agotar el stock disponible en cada salida. Los menores de 18 años que comparten cabina con sus padres, abonan sólo tasas e impuestos (promoción “Niños Gratis”).
INFORMACION
MSC Cruceros: 5256-3700
info@msccruceros.com.ar
http://www.msccruceros.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s